Friday, January 19, 2007

Distopia Pinkfloydiana



“Children of Men” (“Hijos/Niños del Hombre”), la pelicula distopico-futurista del director mexicano Alfonso Cuaron recien estrenada en los EEUU y Latinoamerica (tres meses despues que en Inglaterra por cierto) me ha dejado reflexionando ya por varios dias, por lo que la he puesto en mi pedestal de ciencia ficcion, junto a “Blade Runner” y “2001: Odisea del Espacio”.



Hay mucho que decir y discutir sobre el filme, por lo que aqui solo trazo unos pocos puntos, sin serme preciso discutir si la pelicula es altamente inverosimil o no, finalmente solo es la particular interpretacion de un director de cine de la novela cristiana de P.D. James enmarcada por una tesis de filosofia posmoderna (Slavoj Zizek, el filosofo Marxista Lacaniano, ha sido su asesor).

Para empezar, dire que me resulta fascinante esa falsa nostalgia politica tan del ’68, no solo por Jasper, el personaje Lennonesco magistralmente interpretado por Michael Caine, o por repetir “Ruby Tuesday” (interpretada por Franco Battiato) o por poner la fabulosa “Hush” de Deep Purple, sino mas bien por el simbolismo contenido en esa secuencia despues de que se oye la majestuosa "Court of the Crimson King", donde desde el ventanal de un penthouse decorado con el David de Miguel Angel y el Guernica de Picasso se ve la gran Estacion Electrica de Battersea con el “cerdito” rosa flotando entre dos chimeneas humeantes, un snapshot de la porcion izquierda de la portada del “Animals” de Pink Floyd. Este album de 1977 esta basado en el libro “Animal Farm” de George Orwell, que inspiro a Waters a usar animales para clasificar las clases sociales.

Tanto literalmente como metaforicamente, el filme esta salpicado en diversas partes por estas referencias simbolicas Orwellianas. Theo, el protagonista principal, mantiene relacion con “Pigs” (su aristocratico primo), “Dogs” (la policia y varias fuerzas en oposicion), y “Sheep” (el pueblo y la clase media levantada). No sorprende pues que haya un policia fascista que se llama Syd, amigo de Jasper (Syd Barret fue fragil y reclusivo).

La accion esta situada en el Londres del 2027, cuando la humanidad ya ha perdido la capacidad de procrear. Con una trama interesante, plantea que en un momento dado, todas las esperanzas de la humanidad residen en una mujer de la clase marginada llamada Kee, la cual esta embarazada. Se nos indica que “only Britain soldiers on” (el unico lugar del mundo donde impera cierto orden) pero que la isla es una zona de guerra permanente (EEUU se ha implosionado, y el “Sitio de Seattle, USA” ya ha entrado en el 1,000avo dia). Tanto el aire como el agua estan ya muy contaminados. Diversos cultos y sectas han aparecido, tales como los Renunciantes (que se auto-flagelan), y los Arrepentidos (grupos que se arrepienten en publico). El gobierno (para gran beneficio de las omnipresentes farmaceuticas) promueve un “kit suicida” llamado latinizantemente Quietus, para consumo de los viejos y el populacho ya desperanzado. Una muestra del uso intensivo de propaganda y mercadotecnia efectivista de parte del sistema totalitario tal como se aprecia en el filme puede ser vista en este link, cortesia del estudio de diseño londinense Foreign Office.

El escenario resultante del impacto global de la infertilidad humana es planteado bajo una doble tesis. La primera es que con el estancamiento de la natalidad humana, el sistema capitalista cae estrepitosamente (no es posible crear mas demanda en terminos absolutos, y por lo tanto todo crecimiento economico es solo relativo), y que con excepcion de la isla britanica, el resto del mundo esta practicamente destruido o sobrevive en total anarquia.

Sobra decir que la pelicula no explica porque unicamente Inglaterra ha sido capaz de mantener el “orden”, por lo que uno puede empezar a hacer ciertas suposiciones, por ejemplo suponer que Inglaterra se salva en el corto plazo por ser una isla relativamente pequeña, un sistema cerrado capaz de mantener empleada a los ciudadanos britanicos, y con los recursos (por ejemplo, controlando los fondos financieros acumulados por la City a cambio de mantener segura y contenta a la plutocracia) para imponer un orden economico ciertamente minimalista pero comparativamente viable en el corto plazo.

Esto deriva en un segundo planteamiento, que sostiene que las condiciones minimas (Novus Ordem Seclorum?) solo puede garantizarlas un estado represivo y discriminatorio, capaz de regular el flujo de inmigrantes y refugiados que escapan del continente europeo hacia la isla. Los inmigrantes ilegales con pie en la isla son considerados enemigos de primer orden y son inmediatamente dispuestos en campos de concentracion. El maltrato a los inmigrantes indocumentados se muestra como el contexto de fondo de manera permanente a lo largo de la pelicula. Los “fugees” (o “fugitivos”) como se les llama en la pelicula son arreados, golpeados, enjaulados en practicamente cada rincon de la ciudad frente a la mirada indiferente de los ciudadanos britanicos.

En el libro original de P.D. James, la figura del Dictador de Inglaterra (the Warden of England, que no es mencionado en el filme) justificaba su autoridad con referencia a un futuro, un futuro cercano e irreversible que ya esta llegando, prometiendo seguridad y el status quo, y demostrandole al pueblo sus esfuerzos para garantizarlos. De hecho, es por la imposibilidad de un futuro a largo plazo que el gobierno puede justificar sus politicas racistas y brutales, ya que como no hay futuro nadie podra juzgarlo ni hacerlo rendir cuentas, y por ende, el pueblo ingles acepta sin chistar sus politicas. El gobierno cree estarle haciendo un beneficio a la poblacion al generar empleos burocraticos, apoyar a las pocas corporaciones en operacion, y preservar el orden y los ultimos vestigios de la civilizacion.

“Los Hijos/Niños del Hombre” es indudablemente un fuerte filme politico con claras alusiones al contexto de la actual “guerra contra el terror”, donde la dinamica social es planteada como un juego dialectico que solo crea division y mas caos. Un grupo de ciudadanos denominado los Fishes mantiene una lucha de resistencia contra las autoridades, buscando derrotar al ejercito y terminar la opresion contra los inmigrantes. Sin embargo, vemos a estos insurgentes de “izquierda” (por llamarlos de alguna manera) asesinando brutalmente gente del pueblo y matandose entre si en persecucion de dudosos intereses e ideales conflictuados. Desde un principio, los “Fishes” han escondido y protegido a la mujer embarazada con la intencion de llevarla sana y salva hasta el “Human Project”, un grupo cientifico altruista que pretende encontrar una cura al problema de la infertilidad humana. Sin embargo, el grupo se torna indeciso sobre las ventajas de entregar a Kee, y se discute el no hacerlo, lo cual genera profundas diferencias entre los Fishes, ocasionando que parte del grupo mate a su propia lider e intente secuestrar a Kee para su propio beneficio.

En este sentido, el filme trata de no caer en lo dogmatico, y a diferencia del libro de P.D. James, los elementos proclivemente religiosos han sido eliminados (aunque el filme siga siendo una version ampliada de la natividad cristiana). Aun asi, dada la carencia de explicacion explicita en el filme, me parece que no puede hacerse una interpretacion objetiva de esta pelicula, sino que entonces cada quien vera lo implicado por las imagenes -desde y a traves de- un filtro diferente, y como resultado, cualquier juicio sobre el filme debe situarse en un terreno neutral.

Por lo mismo, el foco se pone en unos pocos protagonistas neutrales (representando a la humanidad, a ti, a nosotros) luchando por la supervivencia en un mundo plenamente descarriado (i.e. las ideologias tradicionales ya no ofrecen seguridad en un mundo asi), haciendo hincapie en que la VERDAD (i.e. esperanza, salvacion), no esta en la izquierda o la derecha sino que esta amenazada por estas ciegas fuerzas del poder en enfrentamiento (la verdad -segun el filme- yace en un punto medio, representada por una inocente bebita bautizada con el nombre de Dylan!)

El personaje de Clive Owens, Theo, una especie de Jose del siglo XXI, puede conceptualizarse como el eje moral de la pelicula. El representa a los dos lados de la misma moneda, habiendo sido activista previamente, y ahora burocrata del Ministerio de Energia. Al parecer, Theo no tiene agenda preconcebida alguna, solo decide hacer lo moralmente correcto (con un empujoncito de su ex-esposa), que es proteger a la madre (i.e. el equivalente de Maria) y salvar a la bebita para llevarla a manos de investigadores que pueden resolver el problema de la infertilidad humana.

No se me escapa la sutil critica a las generaciones sesenteras, las mismas que participaron en el movimiento hippie pro-comunitario y ecologista, o que al menos disfrutaron del auge del rock progresivo (la generacion es llamada los “baby boomers” aqui en los EEUU), y que aqui se convierten ipso facto en principal responsable de la hecatombe ecologica (y genetica) retratada. Por implicacion, la pelicula talvez nos recrimina por ser una generacion que mantuvo una variedad de perspectivas sociales contradictorias e inconsistentes: relativismo moral a raudales(no es curioso pues que la mariguana siga prohibida mientras la droga suicida Quietus se venda sin prescripcion), pacifismo en rebanadas, superficialidad verde-ecologista, y que sigue queriendo ser pretendidamente radical pero que mas bien se queda en el paroxismo eclectico, en otras palabras indecisa, comprable, aburguesada y decididamente utopica.

Ahi esta el primo de Theo, un adinerado alto oficial del gobierno y coleccionista de arte. Este personaje usa su fortuna para crear una burbuja esteril que lo aisle del caos, un paraiso artificial que le “evite” pensar en la realidad del mundo. De la misma manera, a pesar de su amabilidad, inventiva y humor, rasgos todos ellos positivos, el personaje de Michael Caine –Jasper- tambien es un espejo del coleccionista, un excentrico aislado que usa su jardin de ganja para olvidar su destino en total seclusion del caos, que concientemente ignora la realidad. Ambos estan solos, Jasper junto a su comatosa esposa y el otro con un hijo en estado cuasi-vegetativo. Aunque finalmente Cuaron se compadece de si mismo (tiene 45 años) y de manera redentoria propone que representantes de todas las clases (el primo aristocrata, el policia fascista, la gitana romana, Jasper) sean finalmente quienes colaboran entre si para llevar a Kee a las manos del altruistico Human Project.

En resumen, Cuaron nos brinda en este excelente filme la ilusion de que incluso el mundo desarrollado puede converger en un futuro decadente y talvez irreversible, y simultaneamente nos recuerda a todos cual debe ser la prioridad de la humanidad.



Technorati tags: , , , , ,


3 comments:

Sebastián Barros said...
This comment has been removed by the author.
José Luis Romero said...

Nosotros vimos también la película (pero hace un mes y medio más o menos), y también nos dejó reflexionando varios dias. El análisis y revisión que haces de la película es muy bueno e interesante: pones el acento donde debe de ir.

La idea de que el futuro puede ser decadente se contrapone a la idea sesentera de que el futuro iba a ser un espacio feliz y con prosperidad para todos. Vimos también otra película (de-cuyo-nombre-no-puedo-acordarme) donde la idea fundamental es el "estar fuera" (fuera de las estructuras, fuera de las "ciudades", fuera de la estabilidad, etc.). La perspectiva era igualmente sombría. Sin embargo, Los Hijos del Hombre le dá un tratamiento excelente.

Gracias por la nota. Abrazos.

kiko said...

También hay un tema que me impresiona en especial:
En la película, todos los personajes han perdido la esperanza, conforme el protagonista Theo (que si es el diminutivo de Teófilo significa el que ama a Dios, y que, desde que decide cuidar del niño, atrae a los animales)pasa por las vidas de estos personajes con el niño, una luz se enciende en ellos, salen de su cáscara de desespernaza y entienden que más allá de las nubes de esa isla cerrada que se han construído hay luz.
En la escena, especialmente estremecedora, en que Clive Owen, Theo, pasa con el bebé por un pasillo lleno de gente en un edificio que está siendo ametrallado, la gente sólo quiere ver al niño, tocarlo. Importa poco ya que les maten, hay esperanza, la humanidad vuelve en un mundo que se había olvidado de ella.
Una película genial... creo que supera a la novela e incluso a las intenciones del autor (como 2001).