Monday, November 01, 2010

ASÍ SON LAS COSAS... en la vanguardia rockera argentina de nuestros días


HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

En esta ocasión se trae a colación a un grupo de rock argentino que se escuda bajo el estrambótico y a la vez simplista nombre de… LAS COSAS. Efectivamente, LAS COSAS es un referente actual bastante importante para la escena rockera vanguardista que se está desarrollando en el underground de Buenos Aires, y ya tiene en su CV un EP homónimo y un CD titulado “Solarística”. Imaginamos que hay ironía en la definición del grupo que aparece en su blog de Myspace (http://www.myspace.com/lascosaspriusdiscos) – Southern rock: la propuesta de LAS COSAS se enfila hacia desarrollos sonoros más aventurados y polivalentes que eso.


Si bien el germen de LAS COSAS se remonta hasta el año 2001, recién en 2006 es que se da una formación estable (PabloYedro al bajo, Blas Finger a la batería, Pablito Acosta y Pablo Gallardo a las guitarras) y un nombre definitivo al grupo. Al año siguiente, LAS COSAS entró a los estudios para registrar su primera obra fonográfica, la que finalmente se tradujo en el EP homónimo. ‘El Sonido’ inaugura el testimonio sónico de este EP con un muscular despliegue de psicodelia heavy que hereda bastante de HENDRIX y GURU GURU: la lenta cadencia de la pieza sirve para realzar su aura de misterio así como para articular un sólido contraste con la sesión más frenética que emerge a medio camino, haciendo que el cuarteto se reoriente hacia un esquema post-rock a lo EXPLOSIONS IN THE SKY. Muy buena entrada, en verdad. ‘Barracas’ tiene menor polenta, sonando afín a la faceta más serena de unos DON CABALLERO: la simpleza inherente a la recurrencia del cuerpo central es manejada con soltura y equilibrio. Luego sigue el tema tripartito ‘Autopista’, cuya primera sección ‘Piloto’ ofrece una ágil confluencia de psicodelia cuasi-math y krautrock a lo NEU!; la segunda sección ‘Pasando’ vira hacia una cadencia semi-crimsoniana cuyo gancho hace lamentar que no dure más que 1 ½ minuto; la sección conclusiva, ‘Finale’, es un ingenioso cover del clásico kraftwerkiano ‘Autobahn’ en clave no-wave. ‘Manual S.50 ms’ es un interludio abstracto que suena como una vieja partitura abandonada del dúo ENO & FRIPP trastocado por un combo de un guitarrista de SONIC YOUTH y otro de RADIOHEAD. ‘Beleu Sile’ cierra el disco comenzando con el mayor despliegue de extroversión rockera de todo el disco, una exploración en riffs y atmósferas psicodélicamente incendiarias; a mitad de camino, el giro hacia un motivo más constreñido permite al grupo renovar la atmósfera general con aires más envolventes. Personalmente, me parece que la pieza se pudo redondear mejor con una retoma final del fuego inicial, pero con todo, esto es lo que hay y está bien hecho tal como quedó. LAS COSAS debutó con pie derecho al lanzar este EP.


Pero como nada es para siempre, el grupo tuvo que experimentar una modificación importante con la salida de Pablito Acosta. Por un tiempo entró Ariel Isaharoff, pero hoy por hoy LAS COSAS opera como un trío. Así es como llega al mundo en 2010 el CD “Solarística”. Con este ítem, LAS COSAS asciende hacia otro nivel concretizando en este nuevo disco un repaso por varias fuentes de inspiración: space-rock, moderadas dosis de math-rock y crimsonismo respectivamente, krautrock (mucho krautrock), noise-rock, vanguardia pop 80era. En general, cabe agradecer que los arreglos y esquemas sonoros perpetrados por el grupo sea más prolijo: el lenguaje de la banda se ha intensificado a contrapelo de la reducción aritmética de su personal. 


‘Neurolab’ ofrece un sintético preludio cibernético a la experiencia integral del disco, que con los ambientes funky-rockeros de ‘Boitevique’ da sus primeros indicios de energía totalizante. Cuando poco antes del segundo minuto el compás se intensifica, el esquema sonoro se sumerge en una ágil envoltura space-rock que promueve un clímax llamativo. ‘Camun’ ofrece un ejercicio de psicodelia moderadamente heavy sazonada con ciertas cadencias a lo KING CRIMSON 80ero: siendo la única pieza con intervenciones vocales del disco, dichas intervenciones están arregladas con efectos de estudio que las hacen sonar casi robóticas. ‘Base & Cumbre’ ofrece un inteligente híbrido de SONIC YOUTH y NEU! – en el momento que entran a tallar los ornamentos de sintetizador, el factor cósmico entra para quedarse y aportar matices casi hipnóticos a un tema que en sí mismo es marchoso. La conexión con la vanguardia krautrock se completa si consideramos que se trata de un cover razonablemente ortodoxo de ‘Base & Apex’, pieza incluida en el segundo disco de la asociación de CLUSTER y BRIAN ENO. ‘Monotemático’ perpetúa el elemento NEU! en simultáneo con el elemento space-rock con un vigor patente (que no exaltado) que hace al grupo asemejarse a un EXPLOSIONS IN THE SKY tras una sesión de anfetaminas. A pesar de lo notorio que es el motivo central en su recurrencia, la pieza no resulta para nada cansina ni monótona, e incluso podría decirse que el fade-out llega demasiado pronto. ‘Agri’ es el interludio cósmico ejecutado que anticipa el vuelo lisérgico y casi lánguido de ‘Stalker’: una pieza muy a lo CAN en su esencia nuclear, también revela matices industriales que evocan al post-punk y al tecno-pop primigenios que se gestaban en las escenas británicas y continental de los primeros 80s. Como si este despliegue de arte tecnológico fuese una catapulta, ‘Una Serie De Eventos Inconexos’ impulsa una secuencia de ejercicios sonoros cibernéticos que tienen mucho que ver con el legado del krautrock sintético en su aproximación a la academia de música electrónica. ‘CTA (Surplus Arbeitzeit)’ articula una arquitectura más definida y deja que la guitarra entre para llenar espacios, pero lo cibernético sigue siendo indudablemente el elemento motivador para el ensamble global. ‘Nacimiento Y Muerte Del Alien’ ocupa los casi 8 minutos finales del disco: la cuestión cibernética se expresa con mayor intensidad merced al espacio tan privilegiado con el que cuenta, expansión de la abstracción en su máxima expresión. Esta secuencia de los temas 6-10 es el vivo manifiesto de las ganas de LAS COSAS de expandir su paleta sonora de forma netamente radical.

“Solarística” no es un disco muy extenso, dura alrededor de 35 minutos, pero ciertamente encapsula un excitante derroche de ingenio experimental que siempre es bienvenido por los amantes del rock hecho aventura y exploración: LAS COSAS es un nombre a tener en cuenta a la hora de observar y apreciar la vanguardia contemporánea argentina. ¡Así están las cosas!



Muestras de LAS COSAS.-
El Sonido: http://www.myspace.com/music/7372368/songs/10231142
Boitevike: http://www.myspace.com/music/7372368/songs/59844162
Stalker: http://www.myspace.com/music/7372368/songs/42637569










5 comments:

Leo Balistrieri said...

muchas gracias por la reseña!rto

Anonymous said...

vanguardia
contemporanea
argentina

mas clarito echale agua



ey Leo, no deberia agradecer la banda?

Anonymous said...

je! me gusta la parte de las anfetaminas... pero me parece q estos pibes son antidrugs.

me parece q ese tal Leo los esta corrompiendo...

Anonymous said...

me gustan las drogas!

Leo Balistrieri said...

que facil es la apologia y la denuncia cuando uno se llama anonimo.

aunque...esa letra...la conozco
zenka!