Friday, August 10, 2012

GA'AN: la nueva savia vanguardista estadounidense


HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.


Hoy nos toca hablar de un grupo que hemos descubierto muy recientemente: GA’AN. Se trata de un ensamble estadounidense dedicado a cultivar una especie de remodelación “cibernética” del ideario Zeuhl desde la cual se desarrolla una modalidad dinámicamente modernista del estándar avant-progresivo. Formado a fines de la pasada década en el círculo underground de Chicago por la vocalista Lindsay Powell, el baterista Seth Sher, el sintetista Jeremiah Fisher y el bajista-sintetista Jason Sublette, el grupo logró editar rápidamente su homónimo trabajo debut en el anacrónico formato de casete, siendo así que al año siguiente se re-editó en una edición limitada de vinilo y en formato digital de download organizado por el sello independiente Captcha Records. De esta manera, el grupo logró hacerse del estatus de “grupo de culto” entre los amantes y coleccionistas de rock de vanguardia. Lo que encontramos en “Ga’an” es música Zeuhl de nueva generación que aporta una especie de frescura especial al paradigma de la tríada MAGMA-ZAO-ESKATON, una interesante alternativa a las revisiones que desde la ciudadela franco-europea se hace de parte de NEOM, SETNA y otras entidades: la tendencia minimalista electrónica se puede asociar al krautrock sintetizado y a la avanzada no-wave tecnificada en cuanto a los aspectos predominantes de la armazón sónica (parcialmente parecido al BIRDSONGS OF THE MESOZOIC de la primera etapa), pero indudablemente el núcleo creativo está inspirado en el avant-prog del Zeuhl y (en menor medida) el chamber-rock. Pasamos a reseñar el disco debut acto seguido.
 


‘Chasmaeon’ abre el disco empezando con un aura minimalista de tétrica solemnidad atravesada por vibraciones cósmicas, por un espacio de poco más de 2 minutos. Una vez que entra en acción la dupla rítmica comenzando con un lento 7/8, se asienta el motivo recurrente, el cual consiste en un mantra de claras referencias Magmianas (etapa “Mekanïk Destruktïw Kommandöh”) que se va resolviendo mágicamente con la estratégica inserción de recursos de intensificación rítmica. ‘Living Tribunal’ está más en línea con el paradigma Magmiano de “Köhntarkösz”, así como con la oscura agilidad de unos PRESENT, aunque sin la presencia de la guitarra en nombre de la dominación de los sintetizadores. El bloque instrumental maneja perfectamente las posibilidades creativas que brotan del contraste entre las sofisticadas cadencias elaboradas por la batería y el carácter flotante de las amalgamas de teclados, siendo así que el canto de Powell se articula en torno a aquéllas. En estos primeros 15 minutos ya tiene el oyente perfectamente claro de qué va GA’AN, y lo que sigue a continuación deberá confirmar y fortalecer nuestra comprensión de ellos: las dos partes de ‘I Of Infinite Forms’, pieza que tuvo que ser dividida para encajar dentro del formato de la doble cara del casete. Este concepto nos muestra la faceta más extrovertida del ensamble, en cercanía clara con la ideología de ESKATON y no tanto con la de MAGMA; de todas maneras, el rol crucial de los sintetizadores, especialmente lo referente a su mecanicista dimensionalidad, hace que la extroversión se acompañe con una razonable dosis de densidad. La culminación de la segunda parte finiquita las cosas con un acento épico bastante lírico, más cercano a los estándares de la línea de trabajo de TANGERINE DREAM de fines de los 70s que al estereotipo ostensiblemente oscurantista del Zeuhl. ‘Servant Eye’ parece hacerse eco de la exaltación sónica del concepto precedente, pero su patente arquitectura de sofisticada tensión le da aires de familia más urgentes con los climas desarrollados en las dos primeras piezas. Si ‘I Of Infinite Forms’ supuso un viraje hacia las secciones más brillantes de la llama avant-progresiva que el grupo alimenta con soltura e inquietud aventurera, ‘Servant Eye’ encarna una exultante síntesis de los matices predominantes en el repertorio precedente, amalgamando elementos propios de las tradiciones del chamber-rock y el krautrock sintetizado para completar la misión sónica en curso. El disco (o mejor dicho, el casete) termina con ‘Vultures Of The Horn’, pieza donde el grupo perpetúa la dinámica establecida en ‘Servant Eye’ pero con dosis aumentadas de gracilidad y una tensión un poco menos pronunciada: cumple así con redondear la lógica estética desarrollada en el repertorio íntegro.


GA’AN sufrió poco tiempo después de la edición de su casete homónimo una crisis en su alineación, más específicamente, la deserción del teclista y el bajista del cuarteto original: ante esto, el baterista Seth Sher y la vocalista Lindsay Powell reformaron el grupo como trío con el ingreso del teclista/bajista Tyson Torstensen, siendo así que la misma Powell también toca teclados dentro de este nuevo formato. Mientras el ahora alejado Jeremiah Fisher empezaba a concentrarse en una carrera solista de música electrónica que hasta ahora se mantiene en pie, GA’AN seguía al pie del cañón. Con un par de nuevas composiciones y una nueva versión de uno de los temas que formó parte del disco debut, el grupo logró editar en 2011 un estupendo segundo trabajo “Black Equus” (editado tanto en CD como en vinilo), el cual disfruta de una producción de sonido más robusta. Pasamos acto seguido a los detalles de este disco en cuestión.    
 

Durando casi 10 minutos, ‘Arms They Speak’ refleja un vigor cálido e intenso que se agita como una colorida fuerza de la naturaleza, la misma que se articula dentro de un encuadre sonoro donde la inteligencia de la arquitectura y la orgánica vibración del espíritu vanguardista se unen en una única fuente sónica. La ingeniería desarrollada por la dupla rítmica es impecable, haciendo que la tensa oscuridad del expansivo desarrollo temático adquiera cierta aura mística. ‘Servant Eye’, tema retomado del repertorio del disco debut, sigue a continuación para llevar el espíritu del disco hacia una dimensión un poco más siniestra. Esta nueva versión porta una garra mejor focalizada que la original, lo cual repercute en que al aura de inquietud inherente al esquema compositivo del tema sea manejado con ágil y mayestática soltura. De esta manera, la huella Magmiana que es tan patente en el ideario musical de la banda se enriquece con la inserción de ciertas afinidades con el estándar de UNIVERS ZERO y la dimensión épica del krautrock sintetizado. La suite ‘Call Of The Black Equus’ cierra el concepto del álbum de una manera magnífica. El asunto comienza con un aire de grisácea majestuosidad donde las capas y cadencias de los sintetizadores elaboran una densidad cósmica muy efectiva en cuanto a crear una espiritualidad expectante, a medio camino entre la invocación a alguna fuerza trascendente y la contemplación del orden del universo. Una vez que entra a tallar la batería, se empieza a preparar el camino para que el primer cuerpo central se instale a paso firme: la espiritualidad expectante permanece pero se va tornando más extrovertida. Poco antes de llegar a la barrera del séptimo minuto, emerge una secuencia de dos nuevos motivos sucesivos, diseñada para explorar nuevas atmósferas dentro del microcosmos de estilizada densidad vanguardista que se impone. El primero de estos motivos tiene dos minutos de duración, portando un esquema instrumental marcado por una sequedad fácil de notar aunque no abrumadora, y sobre todo, conservando íntegramente el talante distinguido; el segundo motivo surge con la intención de emitir un mayor grado de fuerza expresiva al asunto, siguiendo claramente los patrones del MAGMA del “Mekanïk Destruktïw Kommandöh” y del primer ESKATON, pero con esa dimensionalidad electrónico-psicodélica tan propia del trío. Cerca de la barrea del duodécimo minuto, surge un nuevo núcleo temático donde el grupo revive la exquisita brujería sónica que tan buenos réditos había dado anteriormente en ‘Arms They Speak’, incluso potencializando su musicalidad hasta llevarla a un gallardo clímax rebosante de contundente luminosidad.   
 
Resumiendo como conclusión, “Black Equus” es un disco que tiene todo el merecimiento para ser valorado como un referente importante para darle sentido a la preservación de la experimentación rockera radical en los Estados Unidos en lo que va del nuevo milenio. Yendo ahora a un balance general de los dos discos que tiene GA’AN en su currículum hasta ahora, refrendamos ante la comunidad de coleccionistas de rock progresivo que el nombre de este grupo ha de ser anotado y subrayado en cualquier ambiciosa agenda de compras de música vanguardista. Fuera del contexto de GA’AN, Powell mantiene un proyecto solista llamado FIELDED en el que explora la electrónica y experimentos vocales, Torstensen se desdobla en su propio proyecto solista NIGHT TERROR y como líder del grupo de space-rock MAGICAL BEAUTIFUL, y Sher se desempeña como miembro del grupo de thrash metal-progresivo  ZATH a la par que mantiene su propio proyecto solista PSYCHIC STEEL. Esperemos que la grandeza creciente de GA’AN como entidad artística concretice futuros nuevos discos en medio de todas estas ocupaciones en las que están involucrados sus integrantes… ¡porque realmente este grupo vale la pena!


Muestras de GA’AN.-
Living Tribunal: http://www.myspace.com/music/player?sid=77049035&ac=now
Servant Eye [versión de “Ga’an”]: http://www.youtube.com/watch?v=WkemyhgHnEo
Call Of The Black Equus: http://www.youtube.com/watch?v=v-EPpQ_Pvjg  

No comments: