Wednesday, January 16, 2013

PABLO CANALÍS: sonidos reales para “Folclores Imaginarios”

 
HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

PABLO CANALÍS es uno de los más ingenioso y brillantes músicos que existen en la vanguardia asturiana hoy en día. Se le destaca principalmente como bajista-percusionista de SENOGUL (banda puntera del rock progresivo español de la actualidad) y una mita del dúo MELANGE, pero como entidad individual, PABLO CANALÍS es, en esencia, un inquieto y voraz investigador de los sonidos – lo que son, sus contactos con el mundo y el cosmos, sus posibilidades, sus eclecticismos más inesperados. “Folclores Imaginarios” es el título de su disco solista publicado por el sello Norte Sur en la segunda mitad de 2012. El disco viene acompañado de un hermoso libro diseñado como si fuera de cuentos infantiles, pero en realidad recoge una generosa colección de fotos de instrumentos y una aún más generosa sucesión de explicaciones de las intenciones específicas de cada tema y de la mayoría de instrumentos inusuales utilizados en el arsenal sonoro de todo el disco. 20 piezas en total (19 más uno repetido y ampliado como bonus), 20 experiencias traviesas, 20 ideas que pasamos ahora a comentar pacientemente.
 
 

‘The Color Out Of Space’ abre este catálogo de viajes y paseos con un despliegue de oscurantismo minimalista basado en el manejo etéreo de percusiones, arreglos vocales y capas de sintetizador (en esto último colabora su colega Senogulense Eduardo García Salueña). Acto seguido emerge ‘Oba-ye’ para virar las cosas hacia un colorido de inspiración caribeña, manejado de una forma muy estilizada, y para seguir con lo exótico, ‘Capoeira Do Deserto’ desarrolla una estupenda samba deconstruida con la adición de factores gitanos y africanos. ‘El Bosque Del Fauno’ absorbe vibraciones surrealistas en su bien armado collage de atmósferas que van de lo cálido a lo misterioso a lo denso (como ART BEARS) con total fluidez, mientras que ‘Mohorovicic’ se inserta en climas oscuros bajo la predominante presencia del didgeridoo. ‘Debajo De La Higuera’ tiene la peculiaridad de sonar a un híbrido de fusión flamenca y matices del Extremo Oriente: los aportes de Salueña al Mini-Moog e Israel Sánchez a la guitarra ayudan a realzar la solidez del atractivo esquema compositivo de la pieza.
 
 
La secuencia de ‘El Sueño Del Cuélebre’ y ‘Colmena’ refleja imágenes sonoras de ingenuidad exploradora que va desde el contacto directo con las percusiones rústicas enraizadas en los materiales de la Madre Tierra hasta un ornamentado viaje en clave de fusión brasileña contemporánea donde los soplidos en botellas de vidrio, los fraseos de melódica y la jovial arquitectura percusiva se hermanan en un espíritu lúdico; este carácter ágilmente travieso termina cuando emergen los ceremoniosos ensamblajes corales de ‘The Voices Of Naranco’, en una extraña mezcla de exotismo oriental, vanguardia posmoderna y paradigma de THE BEACH BOYS. Con ‘Vereda De Los Tunantes’, CANALÍS nos ofrece un mágico híbrido de sonidos del Asia Menor con cadencias del Extremo Oriente: el instrumento japonés taishokoto es el protagonista de este viaje donde la flauta (a cargo del invitado Guzmán Argüello) también cumple un rol crucial. Más adelante, el taishokoto volverá a entrar en acción para cumplir con la extravagante misión de dirigir una labor de flamenco vanguardista: en efecto, ‘Sevillanas Del Negrón’ suena prácticamente a una versión ‘unplugged’ de una pieza de rock andaluz extraída de un inexistente álbum de GUADALQUIVIR de fines de los 70s. Para una labor de naturaleza tan cabalmente progresiva como ésta, qué mejor que contar con sus colegas de SENOGUL Eduardo Ga. Salueña e Israel Sánchez para completar la faena de manera totalmente bordada. Tras las exploraciones abstractas de fagot y máquina de escribir en ‘Yes Una Máquina!’ y los nuevos delirios juguetones percusivo-vocales de ‘La Ofrenda’, llega un conmovedor homenaje deconstructivo a los colores y matices del folclore andino con ‘Fractal Bird’: en medio de la armazón de hulusi, cantos y suaves percusiones, los múltiples charangos (a cargo del invitado José Luis Feijoo) hacen notar su poder para evocar melodías serenamente reflexivas y ritmos coquetos.


‘Hall Of Mirrors’ y ‘El Oráculo’ son dos piezas particularmente extensas dentro de la dinámica recurrente en este repertorio: ambas duran cerca de 8 minutos. Por su parte, ‘Hall Of Mirrors’ se basa en una osada mezcla de free jazz, abstracciones aleatorias a lo JOHN CAGE y RIO a lo UNIVERS ZERO: el resultado es obviamente tenso, pero la tensión en curso es manejada con pulcrísima fineza y un continuo estado de lucidez. Por su parte, ‘El Oráculo’ presenta una alternativa a todo el delirio bizarro de la pieza anterior y nos invita a adentrarnos en nuestra mente contemplativa de la mano de los suaves exorcismos emitidos por la cítara. 
 
 
Todo esto fue el catálogo de folclores que PABLO CANALÍS ha sacado del imaginario privado de su mente para los oídos que tengan a bien prestarles atención: nosotros lo hemos hecho y recomendamos la experiencia a los genuinos amantes de la experimentación musical hecha con refinamiento y sentido de la travesura. Lúdico y perturbador, luminoso y cavernoso, de todo eso hay en esta exquisita secuencia de “Folclores Imaginarios”.

 
Muestras de “Folclores Imaginarios”.-
Debajo De La Higuera: https://soundcloud.com/#pablo-canal-s-fern-ndez/debajo-de-la-higuera
Vereda De Los Tunantes: https://soundcloud.com/#pablo-canal-s-fern-ndez/vereda-de-los-tunantes
Fractal Bird: https://soundcloud.com/#pablo-canal-s-fern-ndez/fractal-bird
El Bosque Del Fauno: https://soundcloud.com/#pablo-canal-s-fern-ndez/el-bosque-del-fauno

1 comment:

Carla Marin said...

Hermoso viaje extrasensorial por las más diversas culturas y sonidos musicales.Fascinante!!!