Sunday, January 06, 2013

Renace el jardín musical de ARCO IRIS

 
HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy es momento de evocar una de las más gratas sorpresas que nos trajo 2012: el nuevo disco de ARCO IRIS titulado “Desde El Jardín”. Sí, hablamos de ARCO IRIS, la leyenda aún viva de la vanguardia fusionesca que desde fines de los 60s conformó una de las raíces fundamentales del surgimiento y primera juventud de la movida progresiva, tanto a nivel argentino como sudamericano. ¿Cómo olvidar la relevancia cultural que tuvo un disco doble tan ambicioso como “Sudamérica O El Regreso De La Aurora”?, ¿o esa enormidad que fue el también doble álbum “Agitor Lucens V”? Con el tremendo cisma que se abrió entre las dos mentes principales de la banda, Ara Tokatlian y Gustavo Santaolalla, todavía tenía ARCO IRIS para resurgir a puro fuego con “Los Elementales” – una gozada de disco – para, a partir de allí, coger impulso para un proceso de renacimiento y reconstrucción con miras hacia el área del jazz-fusión en tierras estadounidenses. Bajo la batuta del matrimonio de Tokatlian y Danais Wynnicka (o simplemente, Dana), ARCO IRIS se hizo de un buen lugar dentro de las siempre activas áreas del folclore remodelado que surgen en las grandes urbes norteamericanas, logrando editar discos con cierta recurrencia a lo largo de los 80s y más esporádicamente en los 90s. Dana ya no está entre nosotros desde setiembre de 2003 cuando sucumbió al terrible cáncer, pero prácticamente hasta el periodo de su última convalecencia, se mantuvo al pie del cañón como percusionista mientras que Tokatlian se concentraba, como siempre, en los vientos y teclados, dentro de un formato que desde hace años estaba más ajustado a la fusión folclórica melódica en abiertos coqueteos con los discursos del smooth jazz, la new-age y la Word Music.
 

 
Para el repertorio contenido en “Desde El Jardín”, quedan registradas varias intervenciones instrumentales de Dana a las percusiones y efectos especiales, además de un núcleo fijo de Pablo Allende [guitarras eléctrica, acústica y de 12 cuerdas], Juan Carlos Portillo [bajos eléctrico y acústico] y Julio Ledezma [batería, percusión, guitarra acústica, ronroco] como apoyo de Tokatlian. También hay una cantidad de invitados, destacando especialmente el ex-ARCO IRIS Guillermo Bordarampé, quien se reparte misiones al bajo eléctrico, contrabajo y charango en un puñado de temas. ‘Aurora Del Sur’ abre el disco con un convincente ejercicio de lirismo andino pulcramente insertado en una cadencia rítmica jazz-fusionesca, siendo así la canción homónima que llegará más tarde afianza este tipo de atmósfera. La segunda pieza, ‘Dai Moneda’, explota el camino de la fusión de inspiración andina ahondando en senderos más cándidos, reflejando una cierta coquetería en el trasfondo de su complacencia en la calidez lúdica. Una vez instalado este clima general de envolvente amabilidad, ‘Blue Jay’ y ‘Danais’ se sitúan en coordenadas introspectivas dibujadas con infinita estilización, notándose en el caso específico de ‘Danais’ un aura romántica que permite a la vibración reflexiva en curso asentarse de una manera genuinamente conmovedora.
 


 
‘Nubecita’ regresa al fulgor suavemente vitalista de ‘Dai Moneda’, mientras que ‘Desde El Silencio’ es un ejercicio de etéreas navegaciones aleatorias apoyadas en la dupla de flauta y saxo soprano, un momento de ensueño antes de que la secuencia de ‘Tatuñu’ y ‘Tierras Coloradas’ nos haga transitar de una espiritualidad contemplativa a otra danzarina, dos maneras distintas de proyectarse a un mismo sentimiento de alegría de vivir. ‘Para que Juegue Yo’ retoma el clima general de ‘Danais’, el mismo clima que deriva en una nebulosa otoñal a través de ‘La Flor Del Ceibo’ y el tema de cierre ‘Ven Amada Ven’, otras dos muestras de los recursos de envolvente belleza que este ensamble es capaz de crear con soltura y comodidad. En medio de estas dos piezas, ‘Te Digo Sí, Te Digo No’ retoma la faceta lúdica del álbum.
 
“Desde El Jardín” es, antes que nada, un disco bellísimo, una obra que ostenta su propia apuesta por la calidez y el colorido, un posicionamiento de Ara Tokatlian y sus acompañantes dentro de una inspirada manifestación de jazz-fusión desde la cual se rescatan buenas dosis de sonoridades latinoamericanas. Bien por ellos en esta labor de persistencia en pos de la preservación de las ambiciones artísticas en la música popular, y bien por aquellos de nosotros que sabemos apreciar a ARCO IRIS en todas sus etapas.

 
 
 
Muestra de “Desde El Jardín”.-
Desde El Jardín: http://www.youtube.com/watch?v=b7jwHMh0O1s     

No comments: