Wednesday, February 24, 2016

Una bestia musical de GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR


HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR, la leyenda viviente de la vanguardia post-rockera canadiense que se convirtió en un referente mundial desde los tiempos de aquel lejano primer disco de 1997 “F A”, volvió a la palestra fonográfica en marzo del año pasado 2015 con el álbum “Asunder, Sweet and Other Distress”. El grupo tuvo un historial muy activo en cuanto a presentaciones en vivo hasta que tuvo lugar un periodo de hiato, el mismo que terminó en el año 2010: ya en el 2012 disfrutamos de una electrizante obra titulada “‘Allelujah! Don't Bend! Ascend!”, y ahora prestamos debida atención a “Asunder, Sweet and Other Distress” (un poco tardíamente, es verdad). Publicado por el sello quebequense Constellation Records, este disco tiene en particular honor de ser el de menos duración de toda la discografía del grupo, durando un total de 40 minutos. Para la gestación de este disco, el personal de GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR está conformado por Thierry Amar [bajo, contrabajo], David Bryant [guitarra, sintetizador Yamaha Portasound, órgano, efectos de pedal], Aidan Girt [batería], Timothy Herzog [batería, efectos de pedal], Efrim Menuck [guitarra], Mike Moya [guitarra], Mauro Pezzente [bajo] y Sophie Troudeau [violín]: o sea, casi todo el ensamble que también tocó en el disco anterior con excepción de Herzog. También se da crédito a Karl Lemieux como proyector de películas de 16mm., lo cual para nada es gratuito pues el repertorio contenido en “Asunder, Sweet and Other Distress” es el mismo que el grupo tocaba en su proyecto multimedia “Behemoth”, el cual data del año 2012. Todo el repertorio está hilado en un continuum, lo cual tiene sentido para el talante cinematográfico que es exigido de una concepción musical vinculada un proyecto donde también está involucrada la narrativa filmográfica. Bueno, concentrémonos específicamente en el repertorio del álbum a partir de ahora, ¿vale?


Durando casi 10 ½ minutos, ‘Peasantry Or 'Light! Inside Of Light!'’ abre el álbum con una ceremoniosidad rotunda e imponente, empapada de perfumes orientales. Valiéndose de la bien armada confluencia entre una mágica ingeniería de múltiples instrumentos de cuerda y una (engañosamente) lánguida estructura rítmica, el ensamble eventualmente abre paso a un cautivador solo de guitarra así como a caóticas dialécticas de guitarras y violín, antes de llegar a un pasaje sublime donde se resalta una orquestación que tiene mucho de impresionista y algo de siniestro. Después de darle un giro mágico a la atmósfera central de la pieza, las cosas se empiezan realmente a calmar de a pocos en las instancias previas a la frontera del séptimo minuto, lo cual se traduce en un ejercicio de autoconstricción introspectiva: eso sí, los ecos del momento más álgido han dejado una huella sin borrar hasta la culminación de esta pieza. A continuación sigue ‘Lambs’ Breath’, otro tema de razonablemente larga duración (ocupa un espacio de poco menos de 10 minutos), el cual comienza con exploraciones abstractas donde lo denso y lo oscuro reinan con inapelable fragor. Como si la bruma del Limbo se desvaneciera, el grupo sigue a continuación con un aura minimalista de abierta tendencia cósmica, muy reminiscente de los periodos iniciales de TANGERINE DREAM (“Zeit”) y CLUSTER (los dos primeros discos). Con la emergencia de ‘Asunder, Sweet’, el grupo se sigue explayando en estas pautas minimalistas, alimentando al persistente drone con ornamentos flotantes de guitarra y violín, incluyendo acordes sueltos con eco y notas sostenidas. El crescendo del ruido reinante resulta tan amenazante como majestuoso, y es esta misma dicotomía la que muestra al colectivo de GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR como una entidad que sabe imponer el imperio de la imaginería abstracta en el arte del sonido.


‘Piss Crowns Are Trebled’ dura poco menos de 14 minutos y está a cargo de aportar el broche de oro al disco; precisamente es una pieza idónea para que el ensamble se tome el momentum final del disco con un señorío totalmente magistral. Los encantamientos vertidos por los efluvios del violín se sienten en casa arropados por los robustos sortilegios encarnados en las múltiples capas de las guitarras, mientras que la dupla de baterías desarrolla una meticulosa puntualización del groove inteligente sincopado que encapsula a la instrumentación global. El breve momentum climático que se inicia al borde del sexto minuto invita a una embriaguez solemne, siendo así que este efímero clímax es seguido por un pasaje arquitectónico donde el grupo se dispone a irradiar toda la luz ígnea que tiene dentro de sí. La vitalidad del trío rítmico. Las capas flotantes del epílogo cierran con una imponente aura cósmica el cúmulo de sensaciones místicas a las cuales nos invitó la banda a entregar nuestra mente y nuestro corazón. De este modo se completa la experiencia de “Asunder, Sweet and Other Distress”, la más reciente obra de GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR, la misma que nos muestra a un ensamble que conserva incólume toda la vitalidad de antaño y renovadas energías creativas que motivan inteligentemente nuevas aventuras dentro de un mapa de viaje coherentemente trazado desde mediados de los 90s. Este grupo está tan vigente como siempre y todavía tiene para seguir dando mucho de sí en el horizonte futuro.


Muestra de “Asunder, Sweet and Other Distress”.-


No comments: