Wednesday, February 10, 2016

VOLVOX: la generación de nuevo oxígeno para el actual escenario progresivo de Argentina



HOLA, AMIGOS DE AUTOPOETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy prestamos atención al grupo argentino VOLVOX, un cuarteto instrumental inicialmente conformado por Marcelo Pijachi [teclados], Pablo Giménez [bajo], Cristian Violante [guitarras] y Pablo Pucheta [batería], y cuyo disco homónimo de debut se publicó en el año 2014 por vía del sello Icarus Music con esta misma alineación. Hoy por hoy, el bajista de lgrupo es Pablo Salvatelli. La línea de trabajo del grupo está situada en un intermedio híbrido entre el prog-metal sesudamente melódico y el jazz-rock con fuerte raigambre hard. Fundado en el año 2007, este ensamble proveniente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires nombra en su perfil de Facebook (dirección: https://www.facebook.com/volvoxprog/) a grandes figuras del rock, la música académica y la vanguardia (p.e., FRANK ZAPPA) como influencias para el armado definitivo de la ingeniería de su propia voz musical. Este disco homónimo que tenemos en nuestras manos supone una efectiva plasmación de las grandes ambiciones estéticas hacia las que se proyecta la gente de VOLVOX: repasemos ahora el repertorio mismo del disco.




‘Oxígeno’ tiene punche y gancho hasta para regalar, un hecho que de por sí basta para que se alce como una de las piezas más llamativas del álbum. ‘Después Del Ocaso’ recibe una buena herencia de las atmósferas y esquemas melódicos de oxígeno para remodelarla con un groove más complejo y un desarrollo temático más sofisticado, lo cual nos hace esperar que lo que haya de venir a continuación siga explorando por esta vía de creciente sofisticación progresiva. Y así es. Lo que pasa es que con la emergencia de ‘Más Allá De Lo Evidente’ – la tercera pieza del álbum – que la banda se muestra convenientemente oxigenada para ir un poco más allá de los esquemas mentales con los que gestó las dos piezas anteriores… o sea, está situándose más allá de lo que había sido evidente en los primeros 9 minutos del repertorio. Ostentando una musicalidad rica que nos hace maginar una versión aguerrida de YES así como al estereotipo del DREAM THEATER de la primera mitad de los 90s, las ilaciones temáticas en curso se manejan bajo una ingeniería sólida y coherente. Cuando llega el momento de ‘El Arte De La Guerra’, la gente de VOLVOX está preparada para seguir mostrándonos las dimensiones más explícitamente épicas de su propia voz musical. Siendo así que los teclados adoptan un rol particularmente protagónico dentro del gran engranaje instrumental, el punche rockero sigue tan filudo como siempre. Vale hacer una mención especial al primero de los solos de guitarra, los cuales ostentan un aura atemorizantemente aguerrida, haciendo un uso medido de la pirotecnia y explorando matices propios de las tonalidades graves; otra mención tiene que ir para el efectivo – aunque tal vez demasiado breve – momento de lucimiento para el bajo. ‘Síndrome De Estocolmo’ se mete un poco en terrenos del jazz-rock (a medio camino entre la tradición de JEFF BECK y el modelo de TRIBAL TECH), lo cual hace que el grupo se focalice con especial determinación en la elaboración de cadencias inteligentemente sofisticadas para, a partir de allí, sondear el desarrollo del motif central. Cuando nos acercamos al final de la pieza, la simpática cita al último solo de guitarra en el clásico de QUEEN ‘Bohemian Rhapsody’ logra añadir un cariz entrañable al asunto.


  


‘Cobra’ nos devuelve a las exaltaciones progresivas de otras piezas precedentes, esta vez con el estímulo especial que crea la utilización de un motif arábigo para la edificación y el desarrollo del esquema global de la pieza. La magia de esta idea se preserva fluidamente a través de la introducción serena así como a lo largo del despliegue de frenesí rockero que tiene lugar en el cuerpo central: definitivamente, las huellas del DREAM THEATER de fines de los 90s y de LIQUID TENSION EXPERIMENT se hacen sentir con fuerza en esta pieza específica. El momento de ‘Eclipse’ es uno de envolvente serenidad que se deja empapar por cautivadoras aguas fluviales de la fusión latina con domesticados matices aflamencados. Estableciendo vínculos con la CHICK COREA ELEKTRIC BAND y el WEATHER REPORT de los últimos discos, la gente de VOLVOX explora exitosamente su faceta más cálida. Inmediatamente después de esto, ‘Obsessive Blues’ nos lleva al terreno del blues-rock estilizado que hallamos en varios momentos cumbre de las obras de JEFF BECK y GARY MOORE: la guitarra de Violante es protagonista indiscutible de la armazón sonora, pero también se hacen notar los ribetes semi-Emersonianos del órgano en algunas instancias en las que el teclado se sale del mero trasfondo. Con la dupla de ‘Jacques Cousteau’ y ‘Degeneración En Generación’ se completan los últimos 11 minutos del álbum. La primera de estas piezas, al durar poco más de 7 minutos, se erige como la más extensa del álbum. ‘Degeneración En Generación’ es un epílogo calmo e introspectivo, signado por un solitario piano que desarrolla elegantes series de manierismos donde se alternan el barroquismo meticuloso de un RICK WAKEMAN y la gracilidad osada de un PATRICK MORAZ: Pijachi nos brinda un broche de oro para estos 50 minutos de deleite melómano.




Todo esto fue “Volvox” y esto es lo que nos muestra la gente de VOLVOX por ahora: una propuesta enérgica y refrescante para la avanzada progresiva argentina de nuestros días. Ojalá tengamos prontas noticias de nuevos discos de parte de esta muy buena banda.




Muestras de “Volvox”.-


Síndrome De Estocolmo: http://volvox1.bandcamp.com/track/sindrome-de-estocolmo

2 comments:

Hugo Lagar said...

Par de observaciones: bonaerense, es que pertenece a la Provincia de Buenos Aires; y VOLVOX es de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (algo así como el Distrito Federal de México, para que sirva de ejemplo). Segundo, si bien es cierto que Pablo Gimenez grabó el álbum, el bajista actual se llama Pablo Salvatelli. De nada.

César Inca Mendoza Loyola said...

Gracias, amigo Rodolfo Hugo.