Sunday, September 25, 2016

Cue the music of... STICK MEN!

 

HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Éste es un momento de infinito jolgorio melómano pues lo que tenemos en nuestras manos ahora es el nuevo trabajo de estudio del genial trío STICK MEN, titulado “Prog Noir”. No ha pasado mucho tiempo desde la publicación en edición limitada de su doble en vivo “Midori” con el ilustre invitado y viejo amigo DAVID CROSS y ya tenemos otro pretexto para el supremo goce progresivo provisto por Tony Levin [Stick y voz], Marcus Reuter [Touch Guitars y voz] y Pat Mastelotto [batería y percusiones acústicas y electrónicas]. Publicado por MoonJune Records, “Prog Noir” contiene un muy interesante catálogo de diez piezas, cuatro de ellas con letra. A diferencia de otros discos de estudio de los STICK MEN que eran gestados y grabados en un plazo breve, habida cuenta que cada integrante tiene su propia agenda tremendamente apretada de sesiones y conciertos, este nuevo disco contiene composiciones que fueron gestadas y arregladas por el trío tomándose su tiempo para ello. Las grabaciones del repertorio se repartieron entre los estudios de Levin, Mastelotto y Reuter. El personal de esta curtida tríada germano-norteamericana se hizo cargo de la producción de “Prog Noir” en colaboración con iapetus Media, 7D Media, MoonJune Records y TAKT.EU; la publicación es responsabilidad conjunta del trío y los sellos Unsung Productions e iapetus, mientras MoonJune Records colabora asertivamente con la distribución.


Durando poco más de 5 ½ minutos, la pieza homónima está a cargo de abrir el repertorio y lo hace con una supremamente elegante muestra de densidad rockera sobre un medio tiempo. La letra retrata con distante dramatismo lo que es la vida en la carretera para el rockero vanguardista mientras la armazón de Stick y Touch Guitar se centra en edificar un retrato sonoro de sobria fortaleza; por su parte, la batería sostiene su férrea ingeniería rítmica con distinguida robustez. Luego sigue ‘Mantra’, pieza que se articula sobre una atractiva y efectiva arquitectura sincopada, la misma que es manejada con nervio señorial: las sencillas amalgamas que establece el trío permiten que se aprecie con total naturalidad la belleza de la composición, muy fiel al patrón del KING CRIMSON 80ero con añadidos recursos de rotundo vigor según el patrón de la época del “The Power To Believe”. Tenemos aquí una primera cima del disco. La dupla de ‘Plutonium’ y ‘The Tempest’ nos permite seguir apreciando de forma directa la diversidad de recursos del trío, los cuales ahora se enfilan hacia su faceta más filuda (aunque sin recurrir a ningún tipo de histeria). ‘Plutonium’ es un ejercicio de psicodelia tensa encapsulada en una engañosa parsimonia. La letra es muy peculiar, pues se centra en el peligroso uso del plutonio en la industria bélica mientras hace alusiones a CARL ORF (con una cita de ‘Carmina Burana’), YES (con una cita de ‘Roundabout’) y TCHAIKOVSKY (con una cita de La Marsellesa desde la ‘Obertura 1812’). Por su parte, ‘The Tempest’ trabaja con un esquema funky-rockero para enriquecer con su llamativa ligereza al cuerpo central: el gancho de esta canción es inapelable. El compás ágil y frenético sobre el que se instala la primera sección de ‘Schattenhaft’, el quinto tema del álbum, anuncia el arribo de un recurso de especiales expansiones expresionistas para la mentalidad psicodélica del grupo; en una segunda instancia, el compás vira hacia un esquema menos fulgurante pero se proyecta hacia una concentración más poderosa del vigor rockero en curso, y de paso, para que Mastelotto trabaje unos sofisticados trucos percusivos con impecable efectividad.


La segunda mitad del repertorio se abre con ‘A Rose In The Sand / Requiem’, tema caracterizado por una ambientación etérea donde los serenos despliegues temáticos se centran en vibraciones introspectivas. Tras un primer pasaje de talante luminoso viene otro con una actitud más sombría, incluso triste, sobriamente envuelta en un ropaje electrónico que nunca llega a ser abrumador. Durando poco menos de 5 minutos y ostentando un título renacentista, ‘Leonardo’ se caracteriza por desplegar excitantes modalidades de sofisticación progresiva. Los cambios de motivos y las variantes rítmicas se arman dentro de una arquitectura sónica imponente, señorial, magnífica; de hecho, el intermedio lento cumple muy bien la función de realzar la intensidad extravagante que le antecedió y que habrá luego de sucederle en la coda. Los solos de Touch Guitar son increíbles. Un cénit fabuloso de “Prog Noir”, no nos cabe duda alguna al respecto. Nos vamos acercando al final del repertorio cuando llegamos a ‘Embracing The Sun’, otro instrumental de especial favoritismo nuestro en este disco que, en definitiva, instaura el cénit decisivo del repertorio. ‘Trey’s Continuum’, por su parte, se centra en una musicalidad más sobria dentro de la constante extroversión que se despliega en estas instancias del disco: su dinamismo particularmente exquisito nos remonta a los solistas de LEVIN y de TREY GUNN. Su duración es poco menor que la de ‘Leonardo’ y sus atmósferas centrales se focalizan en contrapuntos propios de la época 80era de KING CRIMSON, siendo así que también se crea indirectamente una filiación con el cosmos progresivo de GORDIAN KNOT. En fin, llegamos a los 6 ½ minutos finales con la pieza ‘Never The Same’, la cual establece un refinado equilibrio entre el paradigma Crimsoniano (tanto de los 80s como de la época del “Thrack”) y el jazz-rock. El vigor rockero en curso está relativamente comedido mientras el canto y el desarrollo instrumental confluyen apropiadamente. Se trata de un broche refrescante tras la imponente secuencia de las tres piezas instrumentales precedentes.

  

“Prog Noir” es un disco excelente que vuelve a confirmar por enésima vez – como si fuese necesario realmente – que el trío de los STICK MEN es una fuerza esencial para el rock vanguardista internacional de nuestros días. ¡Recomendado al 100%!


Muestras de “Prog Noir”.-
The Tempest: https://www.youtube.com/watch?v=BEBw4F5HuVI

No comments: