Thursday, November 29, 2018

JONATAN PINA DULUC y el testimonio de su evolución sustancial



HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy tenemos el enorme agrado de presentar el nuevo disco solista del brillante multiinstrumentista y no menos brillante compositor dominicano JONATAN PINA DULUC, el cual se titula “Substancia” y fue publicado en la segunda mitad del pasado mes de octubre. Adelantamos que se trata de una de las más excelsas muestras  de música jazz-progresiva hechas no solo en tierras hispanoamericanas sino también en el mundo entero a lo largo del año 2018. PINA DULUC se hace cargo de todo lo que suena aquí: saxofón tenor, guitarras, bajos, percusiones étnicas, básicas y concretas, efectos digitales y analógicos. O  sea, tenemos a un músico que, al igual que en el caso de “Drip/Culebra” (publicado en julio del pasado año 2017), está en control omnisciente de los procesos de creación y ejecución del material contenido en el orden integral del álbum. En comparación con el mencionado disco del año 2017, “Substancia” se destaca por tener una ingeniería sonora más definida y un equilibrio más ambicioso del eclecticismo dinámico y diligente que signa a la mente musical de este genio dominicano.* Bueno, ya es hora de concluir este preámbulo para ir a los detalles de este disco.



‘Substancia I’ pone en marcha las cosas con una aureola de sigilo que se ajusta a medio camino entre el rock anárquico y un ritual que se anticipa sin aún concretarse, un ejercicio de deconstrucciones free-jazzeras donde inicialmente comparten el protagonismo el saxo y el entramado percusivo, para que luego entre la guitarra a penetrar en este sendero sonoro y erigirse como tercer protagonista. Así las cosas, el saxo se ve obligado a meter más recursos filudos a sus intervenciones a fin de convertirse en el centro neurálgico de la intensidad culminante. El arribo de ‘La Hoja Vertical’ supone un cambio de dirección hacia algo más cálido y más estructurado; se abandona la neurosis aleatoria por un entrañable aire de reflexiva candidez. Siendo un ejercicio de fusión contemporánea dentro de un esquema jazz-progresivo, los recursos de densidad aportados por los guitarreos y los ocasionales cambios de compás enriquecen con un fastuoso dinamismo el muy gentil motif central. En la mayor parte del tiempo, la guitarra y el saxofón operan al unísono como consistentes aliados fraternos. Tenemos aquí un cénit decisivo del álbum, no nos cabe duda alguna al respecto. Con la dupla de ‘Substancia II’ y ‘Substancia III’ tenemos más de 8 minutos de exploraciones robustas y osadas en la faceta posmoderna del rico ideario musical de PINA DULUC. En el caso de ‘Substancia II’, la instrumentación va fluyendo en busca de estructuras que pueden surgir en el camino mientras se sabe que ninguna  de ellas va a tener largo alcance. Contando con un punche mayor que la primera ‘Substancia’, aquí disfrutamos de una ingeniosa encrucijada entre free jazz y rock-in-opposition dentro de un enclave cósmico, lo cual aporta un matiz etéreo al vitalismo veleidoso en curso. Lo estructural se asienta un poco más definidamente en ‘Substancia III’ a la hora de asentar algunos pasajes marcados por esquemas rítmicos reconocibles, pero sigue habiendo un convincente imperio de las inquietudes vanguardistas propias del free-jazz. Alguna herencia de los WEATHER REPORT de los tres primeros álbumes repercuten en estas modalidades sónicas que PINA DULUC ha delineado y encuadrado para esta cuarta pieza del álbum. 

‘Charm’ tiene una primera mitad que se mete de lleno en el terreno del jazz-fusión contemporáneo con fuerte raigambre en ritmos y climas tropicales, aunque con una apertura razonable a expresiones rockeras que van de la mano de la guitarra. En la segunda mitad, los aires de relajado júbilo que marcaban a punta de serena introspección el rumbo de la primera mitad abren paso a una estrategia de sortilegios aleatorios que apuntan hacia una imagen sonora de reposo. Se trata de un tránsito paulatino por la vía hacia un remanso que viene tras la señorial danza inicial. Una pieza muy bella, y a la vez, muy misteriosa. Con sus poco más de 7 minutos de duración, ‘S.A.C.’ se erige como la pieza más extensa del álbum y también conforma un cénit importante para el esquema de trabajo plasmado en el repertorio como un todo. En efecto, la ingeniería de ‘S.A.C.’ gira en torno a un compás folklórico que marca el groove en las secciones centrales del desarrollo temático, pero dicho desarrollo se sujeta pronto a los juegos de tensiones psicodélicas y avant-progresivas que emergen bajo las guías alternantes de la guitarra y del saxofón. Es en estos momentos de turbulencia (siendo el último de ellos el que signa la electrizante neurosis de la coda) que parcialmente alteran la ingeniería de base donde los arreglos instrumentales se rediseñan para que el caos aparente se remodele como parte de un ordenamiento siempre abierto a la remodelación desde sus propias entrañas. ‘Substancia IV’ realiza una combinación de las esencias sonoras que antes hallamos en las dos primeras ‘Substancias’, con una mayor cercanía a la que abrió el álbum en lo referente al despliegue de inestabilidades posmodernas y un parentesco más abierto con la segunda respecto a los coqueteos con el RIO que allí se plasmaron. Mientras nos acercamos al final del disco, llega el turno de ‘La Hoja Horizontal’ para cumplir con la misión de rizar el rizo de confluencia dialéctica entre el jolgorio y la tensión deconstructiva, algo que ya ha operado en todo el álbum pero que esta vez asigna un cierto predominio de lo primero. Los duelos entre el saxo y la guitarra son simplemente espectaculares a la hora de instalar ciertos aires Crimsonianos al asunto. 

El disco culmina con ‘Sappy Times With The Regal Caribbean Mannequins’, pieza diseñada para dejar atrás toda señal de inquietante oscuridad y centrarse en lo jubiloso. Este hermoso ejercicio de vivacidad tropical filtrada a través del discurso esencial del jazz-rock funciona muy bien como cierre luminoso. Como balance final, cabe resaltar cuán exquisitas son las ideas y la factura articuladas en “Substancia”, un ítem que condensa el balance perfecto entre osadía, vitalismo y misterio; así, diversas dosis de fulgor y de densidad se van explayando en cada uno de los temas que integran su repertorio. JONATAN PINA DULUC se ha lucido a lo grande con este disco, superándose a sí mismo y dejando al oyente empático con ganas de más. Tenemos aquí una de las ofertas más inspiradas de la producción musical vanguardista latinoamericana en el presente año 2018.



Muestras de “Substancia”.-



S.A.C.: https://jonatanpinaduluc.bandcamp.com/track/s-a-c


* Palabras de Pina Duluc: «“Substancia” fue compuesto primero. De las sesiones de grabación de “Substancia”, haciendo improvisaciones libres, fue saliendo “Drip/Culebra”. Entonces decidí terminar “Drip/Culebra” y sacarlo primero porque era un disco más diminuto y con menos ambición y porque me parecía mala idea empezar en grande y luego disminuir para el segundo disco. Además, el proyecto de hacer una suite de miniaturas como “Drip/Culebra” se me hizo irresistible e impostergable.  La diferencia es ésa, “Drip/Culebra” es más íntimo y reducido en instrumentación y sonoridad. Y mientras Substancia explora más a lo largo cada idea, “Drip/Culebra” es más escueto, conciso y con menos desarrollo de los temas.»

No comments: