Sunday, February 08, 2009

Murio Jorge Reyes, etnomusico profundo

La madrugada de ayer murió el etnomúsico mexicano Jorge Reyes (a los 57 años), artista reconocido que en su obra incorporó instrumentos prehispánicos al rock, jazz y sonido electrónico, hasta la creación de su propio género, el tloque nahuaque.

Reyes estudio primero flauta en Mexico y luego viajo a Alemania (donde estudio musica electronica y jazz) y a la India a hacer estudios de musica Hindu y Tibetana. A su regreso a México formó los grupos de fusion etnica Al Universo y Nuevo México, y luego en 1980 fundó con Armando Suárez el importante grupo Chac Mool, pionero en la escena progresiva mexicana por el uso de variada instrumentación como el violoncello, mandolina, timbales, sintetizadores, flauta e instrumentos prehispánicos.

Despues de que Chac Mool se disolviera en 1985, Jorge comenzó una prolífica carrera de solista que le llevó a ser uno de los músicos mexicanos más reconocidos del mundo.

Se trata de una gran perdida para Mexico. Tuve la ocasion de verlo y escucharlo a principio de los 90s en un par de sus conciertos llenos al tope, uno de ellos con el musico español Suso Saiz y el gran Steve Roach (trabajo que resultaria despues en el magnifico disco de "Forgotten Gods", el segundo de la serie "Suspended Memories" que tambien incluye al magistral "Earth Island"), donde practicamente nos subieron al tunel del tiempo y nos llevaron a experimentar un ritual shamanico de origenes pre-aztecas donde mezclaron sonidos autóctonos y prehispánicos con ritmos mas urgentes donde la guitarra y los sintes crean texturas expansivas donde todo ello se mueve.

Jorge solia aparecer disfrazado como jaguar y emitia de vez en vez sonidos guturales, que lejos de distraernos a los escuchas, nos trasladaban a un mundo fantástico.

Como son las cosas, para conmemorar su partida he puesto en el iPod su album "El Costumbre"(con Steve Roach al sinte y otros invitados), un viaje astral de relajante potencia. La musica sube desde el inframundo y le aulla a la luna. Voces arcaicas corean en patrones circulares y recurrentes hasta llegar al extasis, solo para amenguarse gradualmente y dejar paso a silencios de resonancia planetaria. En esos momentos en que el sonido se disuelve mas alla de todo reconocimiento, el subconsciente es penetrado, y desde la noche profunda se oye un susurro de visiones pintadas en piedra, de memorias de dioses hace largo tiempo olvidados, de shamanes danzantes en estilizada iracundia, y de naguales listos a proteger a la tribu de los espiritus malignos que los acechan. Jorge es el shaman, que se eleva en el halo de la aureola sagrada hasta lo mas alto del firmamento. Desde ahora te digo Jorge, que aun no te has ido, que aun seguimos oyendo los teponaztles y las caracolas que hiciste resonar en el eco profundo del universo.

2 comments:

Serguei said...

Que shock! :S Una gran pérdida musical sin duda...

Fantômas said...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.