Monday, July 04, 2011

JARDÍN DE LA CROIX o el rock progresivo hecho océano de fuego















HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

El ensamble instrumental español JARDÍN DE LA CROIX sigue dispuesto a agitar las aguas progresivas de su entorno, tal como lo muestra su nuevo disco “Ocean Cosmonauts”, recientemente editado a través del sello Noma Records. Partiendo de la referencia precedente expuesta en su disco debut “Pomeroy”, pletórico de fuerza y sofisticación, es válido y seguro afirmar JARDÍN DE LA CROIX mantiene y aún capitaliza su compromiso con la creación de una sonoridad que sea visceralmente potente en total lealtad con los cánones más electrizantes de la esencia rockera, pero nunca apelando lo crudo, siempre manteniendo una exigente pulcritud a las poderosas interacciones desarrolladas por los instrumentistas. El estilo compositivo y el tenor de los arreglos subsiguientes en este nuevo repertorio que nos ofrece el grupo (que cuenta con Carlos Schonert como nuevo bajista desde hace algún tiempo) son patentemente complejos, pero nunca haciendo que lo intrincado se justifique por sí mismo, sino utilizándolo para explorar ingeniosas maneras de generar explosividad prog-metalera de una forma motivadora y renovadora. ¿Cómo se trasladan estas pautas generales al repertorio en sí? Repasémoslo tema por tema para ver cómo.

‘Blacksnout Seasnail’ abre el disco con una aureola de refinada sofisticación donde el imperio de la textura determina la expresión de fuerza, incluyendo el desarrollo de un par de pasajes tremendamente potente, los cuales permiten a la pieza gestar un clímax excitante cerca del final. Los aires a lo GORDIAN KNOT y AT WAR WITH SELF en esta pieza son innegables. Tras esta apertura tan marcada por una elegancia sónica “casi aristocrática”, emerge ‘Vostok’ para avivar las cosas de manera notable, aportando una garra contundente que tiene mucho que ver con las áreas de trabajo de MESHUGGAH y CANVAS SOLARIS, aunque lejos está este tema de convertirse en una celebración monotemática del prog-metal: se trata más bien de un híbrido ágilmente efectivo de prog-metal y math-rock. ‘Island Of Atlas’ sigue a continuación, siendo la pieza más extensa del álbum con sus casi 10 minutos de duración. En muchos aspectos, esta pieza perpetúa las inquietudes eclécticas de ‘Vostok’, llevándolas hacia un nivel más elevado de expresividad incendiaria: aquí hallamos huellas claras del prog-metal técnico de CANVAS SOLARIS, la psicodelia crimsoniana que sigue siendo ampliamente actualizada en varias propuestas progresivas de las últimas dos décadas (YANG, EXSIMIO, NAIKAKU, por poner ejemplos de diversos continentes), las cadencias complejamente tensas de TOOL y la sofisticación juguetona del math-rock. En todo caso, se nota la predominancia de atmósferas pesadas así como el carácter inteligentemente controlado que exhibe la refinada arquitectura sonora articulada por los miembros del cuarteto.

Llegamos ahora a ‘Maelstrom’, pieza que aunque empieza con lo que parece un tenor sutil, bien pronto se transforma en una excursión pletórica de prog-metal: MESHUGGAH vuelve a ser un referente descriptivo útil, así como BEHOLD… THE ARCTOPUS. En los últimos dos minutos se dan ciertos juegos de contrapuntos a lo KING CRIMSON que posibilitan un ingenioso recurso de variedad sónica a la hora de alimentar la maquinaria pesada en curso. Los temas ‘Challenger’ y ‘Caronte’ están a cargo de retomar el fuego abrasador e inapelable de ‘Maelstrom’ y amplificar su fiero fragor prog-metalero, estableciendo de forma definitiva los aspectos más agresivos y prioritarios de los fundamentos estéticos que la banda proyecta como voz propia dentro de la escena progresiva mundial. Entre ambos temas se sitúa ‘Math Of Vortex’, donde notamos un magnífico acercamiento al eclecticismo de ‘Island Of Atlas’, además de nuevas utilizaciones de recursos crimsonianos en algunos pasajes al estilo de los pasajes más filudos de ‘Maelstrom’. El disco lo cierra ‘Japanese Rockets’, pieza centrada en tender puentes entre el estereotipo math-rockero y el prog-metal técnico: la aureola de extroversión que proyecta esta pieza la convierte en cierre ideal para un disco que en sí mismo supone para el oyente un viaje hacia las facetas más explosivas de su yo interior. JARDÍN DE LA CROIX regresa por todo lo alto con este nuevo disco, ampliando así las dimensiones estéticas y los niveles de garra de su sofisticada energía rockera: “Ocean Cosmonauts” refleja una convincente muestra de nervio y músculo que se hace destacar volcánicamente en medio de la vanguardia rockera española.


Muestras de “Ocean Cosmonauts”.-
Blacksnout Seasnail: http://www.youtube.com/watch?v=xupEsVsJLYs
Island Of Atlas: http://www.youtube.com/watch?v=_1YgKYdN1Gg
Maelstrom: http://www.youtube.com/watch?v=r4NXfDQoX58

2 comments:

Víctor Hugo. said...

La prueba de que son buenos es que le gusta a mi padre. Eso es muy buena señal:)

¡Saludos y a seguir así!

César Inca Mendoza Loyola said...

Para refrescar la memoria, aquí http://autopoietican.blogspot.com/2010/11/jardin-de-la-croix-una-remembranza.html está mi reseña de "Pomeroy", el primer disco de esta banda. La reseña llegó con 2 años de retraso, pero el entusiasmo plasmado allí no se ha desvanecido para nada, especialmente después de este segundo disco que me ha gustado más todavía.