Sunday, June 05, 2016

La tercera epifanía gloriosa de HERD OF INSTINCT


HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy presentamos el nuevo trabajo fonográfico del ensamble estadounidense HERD OF INSTINCT, el cual se titula “Manifestation” y ha sido publicado por el sello Firepool Records a mediados de marzo pasado. Para esta ocasión, el colectivo de HERD OF INSTINCT solidifica su estructura como quinteto con la acción colectiva de Mark Cook [Warr Guitar, guitarras con y sin trastes, bajo sin trastes, mellotrón, thumb piano, sintetizador y sampleos], Gayle Ellett [mellotrón, sintetizadores, órgano Hammond y guitarra], Mike McGary [mellotrón, piano, piano eléctrico Fender Rhodes, órgano Hammond, clavinet, sintetizador y campanas], Rick Read [Chapman Stick, bajos con y sin trastes, y pedales Moog Taurus] y Ross Young [batería]. Hablando del nuevo baterista Ross, se nota que en la producción de este disco todavía se estaba dando una etapa transicional en el ensamble pues todavía se hace presente el baterista Bill Bachman en tres de los diez temas del repertorio; también operaron como colaboradores el violinista Stephen Page (en cuatro temas) y el flautista-saxofonista Bob Fisher (en dos). Las claves centrales para entender el modo en que ha venido evolucionando el esquema sonoro de HERD OF INSTINCT en estos tres discos que hasta ahora conforman su currículum vitae son estas: a) la asociación de Gayle Ellett, figura protagónica de DJAM KARET, con Mark Cook se afianza cada vez más, y; b) el ensamble está interesado en contar consistentemente con una ingeniería musical explícitamente asentada en la sensación de plenitud colectiva.

  

Curiosamente comienza el repertorio del álbum con la segunda parte del concepto de la pieza homónima: ‘Manifestation (Part Two)’ brinda una dinámica fluida y llamativa a través de un uso moderado del punche rockero con el que se articula la sucesión de motifs. Centrando el esquema de trabajo en una cruza entre los modelos de KING CRIMSON y HAPPY THE MAN, la banda gesta una exhibición de gráciles coloridos musicales para comenzar la jornada con el pie derecho. Sigue a continuación ‘Gridlock’, pieza diseñada para exponer un vigor extrovertido con base jazz-rockera, y justamente en esta base hallamos matices a lo GORDIAN KNOT prestos a empapar la luminosidad reinante con sobrios recursos oscurantistas. El momento de ‘Baba Yaga’ es uno de sosiego inquietante, y decimos inquietante porque el ropaje con el que se recubre el candor sosegado del cuerpo central ostenta un cromatismo sutilmente tenebroso. El cuarto tema es el que precisamente completa el concepto de ‘Manifestation’ retrotrayéndose a su motivación primigenia: para los efectos de mantener la coherencia dentro de la descolocación cronológica, el tema en cuestión se tiene que titular ‘Manifestation (Part One)’. Su esquema de trabajo consiste en retomar la sofisticación musical de la Parte Dos y elevarla a un más intensivo espectro de coloridos sónicos, especialmente en lo que se refiere a la presencia de los guitarreos. Con todo, la magia inherente a los coloridos perpetrados por los múltiples teclados operativos se mantiene como un sólido recurso de vibraciones orquestadas en torno al elegante y sólido swing armado por la dupla rítmica; otro color a tener en cuenta es el de la flauta, que emite un par de breves pero relevantes solos a mitad del camino, estratégicamente ubicados entre flotantes solos de guitarra.

  

Durando 7 minutos, ‘Saddha’ se erige como la pieza más extensa de “Manifestation”, y también es uno de los temas más destacados del mismo. Su musicalidad sobriamente robusta y su complejo lirismo se hacen eco de las huellas dejadas por las dos instancias de ‘Manifestation’, a la par que aumentan la dosis de dinamismo jazz-rockero en el seno del bloque sonoro. ‘Nocturne’, tal como alude su título, es una pieza melancólica y misteriosa en la que el hermanamiento de violín, guitarra y sintetizadores crea una amalgama ensoñadora cubierta por una agradable neblina otoñal. Por su belleza tan etérea, es una pena que su duración se limite al minuto y tres cuartos de duración, pero según parece, su misión consiste en anticipar la inmediata emergencia de ‘Dybbuk’, una pieza grácil y extrovertida que nos remite simultáneamente a los estándares de AT WAR WITH SELF y el DJAM KARET de la etapa 1997-2005. De todas maneras, se siente en la sección final que resurge el aura de misterio que anteriormente había marcado a ‘Nocturne’, solo que ahora asume una densidad épica en su resolución sónica. La dupla que sigue a continuación está compuesta por ‘Time And Again’ y ‘Shatterpoint’, siendo así que está a cargo de mantener la ágil extroversión que había inspirado a la mayor parte del desarrollo temático de ‘Dybbuk’, aunque esta vez renunciando a cualquier recurso de densidad. Ambos temas son clásicos ejemplos de prog psicodélico cuya electricidad inherente está pautada por un cuidado lirismo y esquemas rítmicos vivaces de tenor jazz-rockero, sin que falte algún matiz Crimsoniano por allí y por allá. Cierra el álbum ‘Waterfalls And Black Rainbows’, pieza caracterizada por una llamativa calidez melódica en el desarrollo de su motif central, la misma que se empalma pulcramente dentro de una sólida ingeniería. Aunque sin duda hay un espíritu alegre aquí, su jovialidad es más contenida que en los dos temas precedentes; por su parte, la dupla rítmica instaura un groove contagioso que busca  darle un dinamismo especial al cuerpo central. La verdad que esta pieza tiene un enorme gancho, y es por eso que su duración se siente muy corta a fin de cuentas… pero sería injusto hacer algún tipo de reproche al grupo por brindarnos tal broche de oro para este álbum, solo son válidos para este caso los elogios de ocasión.


El colectivo de HERD OF INSTINCT ha vuelto a dar un paso de gigante para el ideal contemporáneo del rock artístico norteamericano con “Manifestation”, un catálogo que es una auténtica manifestación de talento creativo, vigor y sentido del color. Se trata, no nos cabe duda, de un trabajo muy notable para la producción progresiva del año 2016: tercera epifanía gloriosa de este colectivo campeón de la actual escena progresiva mundial. ¡Recomendado al 100%!


Muestra de “Manifestation”.-


No comments: