Tuesday, January 03, 2012

Seamos bienvenidos al mundo post-rockero de KIRLIAN




HOLA AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy es el día de hablar de KIRLIAN, un ensamble argentino dedicado a cultivar el post-rock con la intención de insuflarle una vitalidad y un colorido especiales a partir de recursos space-rockeros y ambient que buscan aportar un aura sofisticada al asunto, así como algunas otras excursiones por matices indie allí donde el grupo busca aligerar la carga emocional que es inapelablemente inherente a sus composiciones. Fundado en 2005, sus componentes ya contaban con 10 años de experiencia en la escena rockera de su país, y ahora se ha plasmado su visión en el disco “Bienvenido A La Tierra”, editado en 2011. Se trata de su segundo registro
fonográfico, tras un EP homónimo que data de 2007. En palabras de sus propios miembros, KIRLIAN, como proyecto musical en sí, está inspirado por inquietudes existenciales, por lo que además de trabajar con sonidos, ellos “tienen el propósito de estimular la capacidad de conectarse con algo que presumen más allá de lo cotidiano, a modo de contrarrestar, interpretar y tomar conciencia respecto a la fugacidad coercitiva que padecemos en la época actual”. Tomando como referencia a esta descripción de la misión musical de la banda, podemos
decir que este disco refleja muy bien, a través de sus atmósferas cósmicas y las estrictamente balanceadas interacciones instrumentales, esas ideas de trascendencia espiritual y contemplación lúcida del entorno mundano. La alineación que grabó “Bienvenido A La Tierra” consiste en: Sergio Peña (guitarras), Luciano Pozueta (guitarras, voz), Rodrigo Álvarez (guitarra acústica, teclados, voz), Leonardo Brunengo (bajo) y Mariano Pedernera (batería). También intervienen ocasionales colaboradores al sintetizador, la guitarra y la armónica. Mención aparte merece la presentación física del CD, que incluye 4 tarjetas intercambiables para que el usuario de turno escoja una como portada específica. Su proyecto suele estar acompañado por tintes existenciales, por lo que, además de trabajar con sonidos, tienen el propósito de estimular la capacidad para conectarse con algo que presumen más allá de lo cotidiano, a modo de contrarrestar, interpretar y tomar conciencia respecto de la fugacidad cohercitiva que padecemos en la vida actual. Vayamos ahora al repertorio mismo

‘Puerta De Cristal’ abre el disco con una serenidad bastante cálida, con unas lentas secuencias de acordes de guitarra que se complacen en flotar a través de una aureola de emotividad relajada. En el pasaje final, la cadencia rítmica se intensifica para remodelar la atmósfera predominante de una manera más exultante, lo cual es muy conveniente a la hora de preparar el terreno para el siguiente tema, ‘Huellas’, el cual explora una combinación de matices space-rockeros y estándares del indie-rock introspectivo dentro del fijo patrón post-rockero. ‘La Nave Es Nuestra’ y ‘Benicio’ conforman sendos viajes hacia atmósferas más intimistas, siendo así que el primero se
hace eco de la explícita luminosidad textural de las dos piezas precedentes, mientras que el segundo se instala en rincones más grisáceos, al modo de un MOGWAI remozado con el toque estilizado de unos RUSSIAN CIRCLES. ‘Otra Vez En El Desierto’ ofrece una decidida continuación de las atmósferas centrales de ‘Benicio’, aunque añadiendo una dosis extra de nervio en vistas de que el canto asume el rol de ofrecer un mensaje. ‘El Derrumbe De Una Diosa’ es un cósmico interludio minimalista que funda los cimientos para la densa ensoñación
desarrollada en la secuencia de ‘Batallón Anfibio’ y ‘Agustín Y Las Cartas De Blanca’: en el caso de ‘Batallón Anfibio’ tenemos sólida una exploración en el lado más ceremonioso de la actitud reflexiva (a lo EXPLOSIONS IN THE SKY), mientras que ‘Agustín’ se focaliza concienzudamente en la elaboración de flotantes atmósferas psicodélicas en torno a la minimalista secuencia repetitiva de acordes realizada por las guitarras duales. Así, cuando llega ‘Proyecciones’, la banda decide sacudirse un poco de la inquietante densidad en aras de una espiritualidad un poco más relajada, articulando una base recurrente cuya monótona sencillez estructural permite al grupo instaurar algunos momentos de muscularidad, especialmente durante los dos últimos minutos, sin desestabilizar una sola molécula de la bien instalada atmósfera de línea ambient. ‘Nuestra Última Danza’ es una cándida balada post-rockera que vuelve a conectar a la banda plenamente
con el estereotipo del indie-rock introspectivo, algo que también habremos de encontrar en ‘Bienvenido’, aunque en esta ocasión se alterna con atmósferas distantemente grisáceas basadas en una cadencia radicalmente minimalista (al modo de un CAN "domesticado"); la idea de ‘Bienvenido’ se redondea con la conclusión engarzada que brinda ‘Fuegos De Artificio’, pieza cuya etérea agilidad hace que al álbum termine con un aura optimista, una vez más, con un
notable componente ambient en los fondos de sintetizador.

“Bienvenido A La Tierra” es una estupenda gema post-rockera sudamericana, un amplio testimonio del rol que KIRLIAN tiene dentro de la amplia y diversa gama de iniciativas de rock
experimental que se han venido gestando en los últimos años al margen del mainstream musical argentino.


Muestras de “Bienvenido A La Tierra”.-
Puerta De Cristal: http://www.youtube.com/watch?v=zXqbWh7FmvA
Benicio: http://www.youtube.com/watch?v=jjmYxv1yYWo
Batallón Anfibio: http://sadness.bandcamp.com/track/batallon-anfibio-kirlian

No comments: