Saturday, August 01, 2020

Aquí empieza el camino progresivo de QAMAR



HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

Hoy tenemos la inmensa alegría de presentar a la banda instrumental española QAMAR, so pretexto de la reciente publicación de su disco debut “Todo Empieza Aquí” por vía del sello chileno Mylodon Records; para ser más exactos, dicha publicación tuvo lugar en el primer día del pasado mes de julio. Este ensamble asentado en la bella provincia de Cádiz dentro de la bella Andalucía está conformado por Mario Bocanegra [batería], Selu Algaba [bajo], Alex Álvarez [guitarras] y Javi Paz [teclados]. El disco aquí reseñado fue grabado en los años 2019 y 2020 en diversas sesiones que tuvieron lugar en El Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera, siendo así que las labores de mezcla y masterización se repartieron entre estudios de la misma Jerez de la Frontera y el estudio Vértice, ubicado en la ciudad mexicana de Tijuana. A lo largo del disco se han dado colaboraciones ocasionales de parte de Pepe Torres (saxo y flauta), Miguel Bocanegra (guitarra flamenca) y Laura Romani (violín), además de aportes vocales a cargo de Helena Bocanegra, Clara García y Candela Galán. Antes de seguir adelante, hagamos algo de historia sobre lo que aconteció para que naciera QAMAR. Una vez detenido el proyecto SINCOPAO, la dupla rítmica de Bocanegra y Gómez (que también operó en OMNI por un tiempo) se puso a trabajar en una nueva iniciativa que tendría que estar dentro de una línea progresiva bien definida. La cosa cobró forma cuando entró en escena Álvarez, guitarrista jerezano con un background en el metal, pero fehaciente amante del rock progresivo, y así el trío originario empezó a componer material. De todas maneras, aún faltaba un factor como el de los teclados, y mientras el trío se ponía a sopesar con quién ampliar el grupo a cuarteto, llegó el experimentado teclista gallego Javi Paz, quien por cuenta propia tiene proyectos como SUNOTOPIA y JAVI PAZ PACHAMAMA, todo un experto en exploraciones progresivas, alternativas y fusionescas. En cuanto al nombre del grupo, éste significa Luna y también es el nombre de una esclava de Bagdad que era famosa por sus poemas y cantos, quien llegó a Al-Andalus por iniciativa del enamorado señor Ibrahim B. Hayyat. Incluso se la considera una figura pionera del folclore flamenco. Fran J. Ríos se hizo cargo del hermoso diseño gráfico de la portada de“Todo Empieza Aquí”. Bueno, vayamos ahora a los detalles del repertorio contenido en este disco, ¿vale?        


La pieza que pone en marcha al repertorio se titula ‘Faraón’ y dura poco más de 5 ¼ minutos. Signada por una claridad melódica inspirada en lo arábigo dentro de un discurso sinfónico cómodamente asentado sobre grooves de espíritu andaluz, su desarrollo temático comienza con un aura solemne y luego prosigue por una vía de extrovertida soltura donde la luminosidad antes latente se hace explícita. Los diálogos entre la guitarra y el sintetizador nos remiten a una cruza entre IMÁN CALIFATO INDEPENDIENTE y CAMEL, con un especial vigor expuesto en los fraseos de la guitarra (tal vez afín al paradigma de TRICANTROPUS). Un estupendo inicio de álbum. Sigue a continuación ‘A Través Del Camino’, un título aproximadamente adecuado para el tema pues su colorido melódico sigue en varios aspectos la senda trazada por la pieza de apertura. Básicamente, lo predominante aquí es la espiritualidad solemne mientras se sigue explorando la garra expresiva que define a la esencia colectiva de la banda. Hay algunos aires de familia con los MEZQUITA del primer álbum. El momento en que interviene el saxo invitado sirve de pretexto para que la pieza suelte liberalmente su faceta cañera, la cual he de trazar la ambientación central de la segunda mitad de este tema, muy a lo hard prog (al estilo de los MEDINA AZAHARA de los dos primeros discos). El rol de ‘Guadalete’ (tema llamado como un río gaditano que desemboca en El Puerto de Santa María) es el de centrarse en un ambiente festivo, siendo así que la dinámica claramente extrovertida del foco temático retrata sónicamente el gentil matrimonio entre el flujo del río y el magnífico esplendor de los cielos primaverales y estivales. Tal vez nos hubiese gustado que ‘Guadalete’, con su llamativo gancho, durara un poco más, pero es que ahora llega el turno para el segundo tema más extenso del disco con su espacio de poco más de 8 ¾ minutos. Éste se titula ‘Éxodo’ y en su cuerpo central se focaliza en sacar nuevas aristas a la expresividad vitalista y vivaz del ideario grupal, comenzando con una sección prologar marcada por una electrizante adrenalina, para luego derivar hacia un cuerpo central estilizado y con una emotividad razonablemente contenida. Estos últimos ostentan un clima sosegado en su groove y en su atmósfera, pero sigue siendo un campo fértil para el nervio rockero. Se mezclan los mundos de CAMEL, PINK FLOYD y YES mientras se preserva el talante contemplativo y evocador de la tradición sinfónica española. Un cénit del álbum, no nos cabe duda alguna al respecto.


La envolvente pieza ‘Lydia’ tiene como función principal la de derivar todos los recursos sonoros de la banda hacia una exploración en su faceta instrospectiva, siendo así que el cuarteto decida gestar un equilibrio entre lo jazzero y lo sinfónico. Sobre la flotante y lánguida ingeniería de la dupla rítmica y las sobrias bases del piano se erigen unos meditabundos fraseos de la guitarra, todo ello durante los poco menos de cuatro minutos que dura la parte prologar. Una vez instalado el cuerpo central, el asunto se torna un poco más luminoso, pero más que nada se trata de recubrir de moderada fastuosidad a la invariable melancolía que se ha erigido en brújula expresiva para esta bella composición. Durando diez minutos y medio, ‘As Bruxas’ es una pieza diseñada explícitamente para que QAMAR explore a fondo su faceta épica. La obertura se sostiene bajo un clima majestuoso donde se conjugan lo ceremonioso y lo mágico mientras un sortilegio nos anuncia el comienzo del fulguroso primer cuerpo motivo, centrado en una mezcla de MEZQUITA y CAMEL. Las intervenciones ocasionales de la flauta son útiles para llenar los espacios proyectados por las bases armónicas y orquestaciones de lo diversos teclados actuantes, y el solo de guitarra que viene después ostenta una fastuosidad bastante muscular, alternando matices arábigos y barrocos mientras se adueña del foco protagónico. El segundo motivo es una balada sinfónica ceremoniosa que tiene algo de calidez, aunque el canto de Candela Galán evoca el poder de la magia para estimular al espíritu humano y lamenta el castigo de una bruja a la hoguera. La pieza culmina con un breve ‘Qamar’ establece una muy inspirada cruza entre el enfoque estilizado sinfonismo (no exento de nervio rockero), factores flamencos y elementos arábigos durante su minucioso desarrollo melódico. La participación del saxofón añade un esplendor caleidoscópico a uno de los pasajes más exultantes del tema, mientras que un pasaje un poco más sosegado, la guitarra flamenca, el violín y la flauta ayudan a preservar el candor requerido para la ocasión dentro del armazón instrumental. Como dijimos hace un rato, este tema es un culmen musical como la copa de un pino.     
                       

El final del repertorio llega de la mano de ‘Añoranza’, pieza coordinada por etéreos entramados de guitarra acústica y piano sobre los que emerge una recitación árabe. Ésta tiene algo de sortilegio y también algo de evocación relajante, una luz encarnada en una voz humana que, en simultáneo, ilumina todos los rincones de la conciencia y nos recubre mientras nos dejamos abandonar al reposo. Aquí termina la experiencia de “Todo Empieza Aquí”, el refinado y hermoso álbum que nos brinda el personal de QAMAR. Este disco pletórico de estilizada fluidez melódica y elegancia se convierte instantáneamente en un referente crucial para la música progresiva española del presente año 2020. ¡¡Totalmente recomendable!!    



No comments: